Legalidad detectores de radares

Posesión de un detector radar

El uso o posesión de un detector de radar o un generador de interferencias es ilegal en ciertos países, y puede resultar en su incautación, multa, o ambos. Esas prohibiciones generalmente se introducen bajo la premisa de que un conductor que lo usa tiene un menor riesgo de siniestro que otro que no lo usa.

Los detectores de los radares son sistemas que tienen la función de saber con exactitud la ubicación de los radares tanto fijos como móviles y dar el aviso al conductor del vehículo a través de pitidos mucho antes de atravesarlo.

Existen en el mercado muchos tipos y modelos de detectores de radares. Las clasificaciones son claras: detectores de radares portátiles y de instalación (éstos últimos pueden ocultarse totalmente en el vehículo y no ser captado).

Detector radar evita accidentes

Sin embargo el 2001 Reporte Mori sugiere que el detector de radar hace a sus usuarios 28% menos de riesgo de accidente. Cada conductor debe como obligación y responsabilidad tener una educación vial.

Legalidad detectores de radares
Legalidad detectores de radares

Detectores de radares

En España, los detectores de radares se han mantenido siempre en la ilegalidad. Pero desde mayo de 2010, los detector radar son legales en España. Para aclarar la polémica y diferentes opiniones, el director de la DGT ha publicado una carta en la que confirma que son legales:, aunque el subdirector adjunto de Normativa y Recursos de la DGT, Javier Villalba, manifestó que estos aparatos de detector de radar antiradar se encuentran en “un limbo jurídico” y que se espera que pronto se vuelvan a prohibir.

Normativa de los Detectores de radar antiradar Abril de 2014, Ley 6/2014, de 7 de Abril

Desde abril de 2014, Ley 6/2014, de 7 de abril, por la que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo. Con el PREÁMBULO V: Dentro del artículo 11, referido con un título muy amplio a «Normas generales de conductores», se introduce la prohibición de los sistemas de detección de radares o cinemómetros (detector de radar, antiradar), mecanismos que no pueden confundirse con los sistemas que tienen como fin exclusivamente informar de la ubicación de los mismos, ni tampoco con los inhibidores de radares o cinemómetros, ya prohibidos.

Vigilancia de un Detector radar, antiradar

Se ha estimado que un aparato que en el fondo tiene como razón la de ser eludir la vigilancia del tráfico y el cumplimiento de los límites de velocidad no puede tener la más mínima cobertura.

Multas por usar un detector radar

El uso de un detector radar está penado con una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos. Sanción por el uso de un detector radar antiradar.

Los Detectores de Radar pasarán a estar sancionados con 200 Euros de multa y 3 Puntos. Los inhibidores permanecen con la misma sanción de 6.000 Euros y 6 Puntos, tanto en instalación y utilización como en simplemente en llevarlos en el vehículo.

Uso de un detector de radar

Es castigo usarlo con el vehículo en marcha, no llevarlo instalado. Y no es porque haya un vacío legal, es porque con anterioridad a la norma había coches que salían un con detector de radar montado de fábrica. Lo difícil es demostrar que lo llevas instalado pero no lo estás usando, aunque hay casos en los que se ha conseguido.

En realidad lo que es ilegal es utilizar un detector de radar, pero no llevarlo en el coche.

El uso de un detector de radar hace que nuestra conducción sea segura y tranquila a la vez que nos ayuda a conocer el lugar exacto donde se ubican los radares y además evitar las posibles multas o sanciones.

Legalidad detectores de radares
Legalidad detectores de radares

b

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú