Antiradar coche

Uso de un detector de radar

Es castigo usarlo con el vehículo en marcha, no llevarlo instalado. Y no es porque haya un vacío legal, es porque con anterioridad a la norma había coches que salían un con detector de radar montado de fábrica. Lo difícil es demostrar que lo llevas instalado pero no estás usando, aunque hay casos en los que se ha conseguido.

En realidad lo que es ilegal es utilizar un detector de radar, pero no llevarlo en el coche.

Existen distintos modelos de radar porque todos se basan en la medida del tiempo. El tiempo que se mide es el que tarda en llegar un haz de radiación electromagnética.(una combinación de campos eléctricos y magnéticos oscilantes, que se propagan a través del espacio transportando energía de un lugar a otro. Desde el punto de vista clásico la radiación electromagnética son las ondas electromagnéticas generadas por las fuentes del campo electromagnético y que se propagan a la velocidad de la luz. La generación y la propagación de estas ondas son compatibles con el modelo de ecuaciones matemáticas porque se han definido en las ecuaciones de Maxwell ).

Punto de emisión

Al punto de emisión, una vez que este se ha reflejado en el vehículo y regresa. Para efectuar la medida, estos aparatos han de estar previamente calibrados y perfectamente ubicados. Generalmente se sitúan en los márgenes de las carreteras efectuando un barrido, en diagonal, de la calzada.

Qué es un detector radar

Un detector de radar es un dispositivo pasivo electrónico usado por conductores de vehículos para saber si su velocidad está siendo monitoreada por inspectores con radar, logrando potencialmente evitar una infracción por velocidad, para ello se utiliza el radar Doppler.

Un radar Doppler es aquel radar que usa el efecto Doppler en los ecos de retorno de blancos para medir su velocidad radial. Para ser más específico, la señal de microonda enviada por el haz direccional en la antena de radar se refleja hacia el radar y se comparan las frecuencias, arriba o abajo desde la señal original, permitiendo mediciones directas y altamente seguras de componentes de velocidades de blancos, en la dirección del haz.

El efecto Doppler

El efecto Doppler, llamado así por el físico austriaco Christian Andreas Doppler, es el cambio de frecuencia aparente de una onda producida por el movimiento relativo de la fuente respecto a su observador.1​

Hay ejemplos cotidianos del efecto Doppler en los que la velocidad a la que se mueve el objeto que emite las ondas es comparable a la velocidad de propagación de esas ondas. La velocidad de una ambulancia (50 km/h) puede parecer insignificante respecto a la velocidad del sonido al nivel del mar (unos 1235 km/h), sin embargo, se trata de aproximadamente un 4 % de la velocidad del sonido, fracción suficientemente grande como para provocar que se aprecie claramente el cambio del sonido de la sirena desde un tono más agudo a uno más grave, justo en el momento en que el vehículo pasa al lado del observador.

El radar Doppler pulsado

El radar Doppler pulsado es un sistema de radar capaz no sólo de medir el rumbo, distancia y altitud de un objeto, sino también de detectar su velocidad. Su sistema de localización se basa en emitir trenes de pulsos a una frecuencia determinada y utilizar el efecto Doppler para determinar la velocidad transversal relativa de los objetos. Este tipo de radares presentan ambigüedad en la medida de distancias por lo que no son muy útiles para labores de localización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú